Atavis et Armis

La reunificación del hospital lazarista. Capítulo 10.

En 1979, don Francisco de Borbón firmó un Protocolo de Acuerdo con el grupo de Brissac, en que se preservaba la unidad espiritual de San Lázaro bajo la autoridad del Patriarca Máximos V Hakim y por el que las dos Obediencias se comprometían a abandonar las disputas y trabajar por la consecución de la Unidad de la Orden con un espíritu de hermandad.

Después de la firma de dicho acuerdo, se produjeron varios contactos entre dignatarios de las dos Obediencias, pues era opinión mayoritaria entre los miembros de la Orden, no regatear esfuerzos para la pronta restauración de la unidad lazarista. Pero una serie de desencuentros durante el Gran Consejo Magistral en Washington entre los días 12 y 14 de julio de 1984, y una desafortunada e inaceptable intromisión por parte del Patriarca Máximos V frenó ese espíritu. Finalmente un paro cardíaco acabó con Don Francisco, el 18 de Noviembre de 1995.

Don Francisco de Borbón y Escasany
Don Francisco de Borbón y Escasany

Con grandes dosis de paciencia y diplomacia, su hijo don Francisco de Paula de Borbón y Escasanny, V duque de Sevilla, consiguió un diálogo distendido con la Obediencia de París, y a raíz de sus encuentros en Francia con Brissac,  el propio duque de Brissac dirigió una carta a sus seguidores con la promesa de su dimisión, y la recomendación de la elección como su sucesor del Gran Maestre legítimo. 

Tras negociar con París unas nuevas Constituciones, aceptables para las dos ramas y un calendario para la reunificación, en el año 2006 renunció el Jefe de la rama francesa, el duque de Brissac. El 12 de Octubre de 2006, en una reunión en Houston, en EEUU, las dos obediencias desaparecieron oficialmente, integrándose en una sola Orden de San Lázaro de Jerusalén.

Así finalizó para bien del Hospital, una larga separación entre hermanos. Posteriormente, el duque de Sevilla renunció al Gran Maestrazgo en 2008, siendo elegido, en un Capítulo General reunido en Manchester para sustituirle, don Carlos Gereda de Borbón, Marqués de Almazán, su primo, como 49 Gran Maestre, a quien en 2018 sucedería Francisco de Borbón y von Hardenberg como 50º Gran Maestre, quedando su padre, el Duque de Sevilla, como Gran Maestre Emérito.

Fuente: “Historia apasionada de la Religión de San Lázaro”, de José Mª de Montells y Galán
Etiquetas
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar